Tediosa publicidad

Hoy voy a hablar de la publicidad que tenemos que hacer los escritores. Creo que es la parte más desagradable de nuestra tarea. Por lo menos a mí me lo parece.

A todos os habrá pasado: si te publicitas mucho eres una spammer, si en cambio no lo haces no vendes. Si lo haces poco, pasas desapercibida y si te pasas, cansas y nadie quiere leerte.

En los grupos grandes tienes que hacerlo varias veces si quieres ser visto pero te arriesgar a ser bloqueado.

crisis-nerviosa¿Dónde está el término medio entonces?

Creo es la parte más difícil de ser escritor independiente. Y ya si encima tienes una novela juvenil de fantasía como yo, es más complicado porque en los grupos de escritores suele estar formado por adultos.

¿Entonces cómo se hace?

Es algo que muchos nos preguntamos. Tienes que publicitarte sí o sí. Los mensajes que a veces ponemos en plan de “maravillosa novela”, “no te la pierdas” etc. Ya están muy gastados. Hay que buscar sorprender a un posible lector, pero a veces esos mensajes clichés son los que atrapan. Muchos integrantes de un grupo son también compañeros de letras. Así que si quieres que te lean también has de leerlos. Cada día es más difícil encontrar únicamente lectores.

Luego están los consejos, busca un bloguero, entra en Twitter, Instagram, You Tube, etc. Nos volvemos locos para vender nuestra criatura.

Hace tiempo que lo dije, es la parte más ingrata de nuestro trabajo pero es la única manera de acercar nuestros trabajos. Unos dicen que no hace falta. Que ya llegarán los lectores. Pues no lo creo. Los lectores no llueven si no te conocen.

La temida frustración por el poco éxito de nuestros mensajes publicitarios

De alguna forma todos hemos comenzado y hemos aprendido a base de golpes. Nos equivocamos con una técnica y probamos otra. Luego comienza la frustración al ver cero ventas y los mensajes negativos: pues será que no valgo, mi novela no es lo suficiente buena y dudas y más dudas.

Y la consulta por publicaciones o libros que te auguran éxito. ¿No os pasa que veis muchos libros últimamente en plan “Como conseguir éxito”? Parece hubiesen proliferado mucho por las redes.

Yo creo que es el tiempo. Uno no consigue alcanzar su meta de manera inmediata. Todo lleva un rodaje, llegar a tus lectores y de repente un buen día lo consigues. Así que cuando veo uno de esos libros que te cuenta lo que hizo siempre es porque está en el Top.  Nadie puede darte la clave.

Eres tú y tu libro. Solos ante el peligro.

Y tú te equivocas y tú te lo comes.

Pero no pasa nada, el hombre aprende a base de errores y así es como avanzamos. Con perseverancia y dedicación.

¿Qué es más importante para ti vender muchos libros o llegar a unos pocos y que les agrade tu trabajo? 

Dependerá de tus objetivos. El mío no es vivir de la escritura porque muy pocos viven de ella, no nos engañemos. El mío es disfrutar escribiendo y a quien le guste y me quiera dar esa oportunidad, que se divierta a través de mis historias. Si consigo eso, ya me daré más que satisfecha. Y como nadie te puede quitar un sueño, mi consejo es que lo persigas.

 

Los sueños pueden llegar a ser una puerta hacia otro mundo. Yo lo veía así,  siempre tuve la firme convicción que eran portales desconocidos que la humanidad no sabía manejar. Nunca supe si lo que soñaba era cierto hasta que un buen día el FBI se presentó en mi casa y me encerró en una planta aislada del mundo. No entendía que pasaba conmigo. Me habían encerrado sin ningún tipo de explicación.  Lloré en la soledad de esas cuatro paredes. No podía parar hasta que un extraño crujido a mi alrededor me hizo levantar la mirada. Una bruma roja y azul comenzó a formarse a mi alrededor.  Lo vi, estaba tan cerca que tuve que alzar mi mano, quería tocarle, su mirada reflejaba una profunda melancolía. 
—Kashia —me llamó con voz profunda. Creo me enamoré de él desde el mismo instante que lo vi por primera vez, su cuerpo fibroso y masculino estaba surcado por numerosas líneas verdes y rojas, eran como tatuajes llenos de símbolos.  Sus ojos rojos me miraban con dulzura.  No podía apartar su mirada de él, me tenía hipnotizada. No era humano, lo sé pero aun así no le temía.
—Rápido, ahora ¡disparar! —gritó el comandante del ejército. Las balas surcaron el aire y atravesaron aquella burbuja que se había formado entre nosotros.
—Noooo —grité entre sollozos—, no le hagáis daño, por favor.
Pero ellos desoyeron mis súplicas.  La bruma desapareció y con ella se llevó a ese ser que de alguna manera formaba parte de mí.
Soy Kashia y ésta es mi historia.”

Un relato inventado para un concurso que gané. Los sueños se cumplen a veces.

Si quieres saber más sobre mi trabajo pincha aquí:

https://begomedinasuenosdetinta.wordpress.com/acerca-de/

¡¡Gracias por leerme!!

Anuncios

2 comentarios en “Tediosa publicidad

  1. Yo no soy escritora pero estoy totalmente de acuerdo con lo que experimentas. Creo que esto ocurre con toda creación propia, donde das todo, para transmitir a los demás su valor…nunca sabes cómo ni hasta dónde.
    Para mí, lo importante es “creer” en lo que haces. A partir de ahí, todo lo que decidas hacer, para dar a conocer tu creación, será correcto.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s