Entrevista a Benjamín Ruíz

Bueno, esta será mi segunda vez que entrevisto a Benjamín. A diferencia de la otra que hablamos un poco más sobre sus inicios en la escritura y un poco sobre él, en esta me gustaría que fuese un poco más dedicada al libro que hemos leído: Años Malgastados.

received_302306903602022

  1. ¿Cuándo comenzaste a fraguar las ideas para escribir esta novela? ¿Cómo surgió la idea? ¿Hubo algo diferente en tu vida que te llevó a escribirla?

Escribí el prólogo en el invierno de 2003, a base de darle vueltas a la idea de hacer un homenaje a la década de los ochenta, a la amistad y a la música de aquella época. Me pareció que el punto sobrenatural debía estar representado por una “femme fatal” como era Rachel y a partir de ahí, pensé en la historia global de la trilogía. Mi vida estaba cambiando radicalmente en aquel tiempo (en todos los aspectos) y creo que empezar a escribirla fue mi manera de encarar esos cambios.

  1. ¿Cuándo la comenzaste a escribir? ¿Desde el inicio sabías que sería una trilogía o surgió sobre la marcha?

Cómo te decía la empecé en 2003 y la terminé en 2008, pero fue una escritura interrumpida durante largos períodos de tiempo por cambios laborales y personales. Por eso tiene una mezcla de estilos; fue una novela de aprendizaje para mí. Desde el principio la concebí como una trilogía para desarrollar toda la historia que quería contar.

  1. ¿Por qué empezar con un chico de catorce años? ¿Fue tu intención comenzarla un tanto juvenil o salió sin más?

Surgió así. Recordé mis propios catorce años y caí en la cuenta de que 1986 había sido uno de los años más intensos de mi vida. Decidí aplicar esa experiencia en la novela y explorar el tabú de una relación imposible por temas de edad.

  1. Nuestro protagonista es muy sensible, un chico adorable, o así lo veo yo, ¿hay algo que no te gusta de él?

Sí, es un chico tremendamente sensible (quizá más que la mayoría), capaz de ver en Rachel algo más que una profesora de literatura. Ve la persona que hay detrás y se enamora de ella. Rachel trata de protegerlo, tanto de ese amor, como de algo más oscuro que subyace detrás y la busca a ella. De Toni me gusta casi todo, excepto su  poca determinación para decidir qué quiere hacer con su propia vida. Se deja llevar un poco por las circunstancias.

  1. Es muy nostálgica, evocas los años 80, grupos de música, libros de nuestra infancia, hay mucho de ti en él. No es autobiográfico pero a mí me dio esa sensación, como si Toni fueras tú. ¿No te da vértigo que la gente pueda saber cosas de ti a través de tus libros o es inevitable? ¿Dejamos una parte de nosotros en nuestros libros?

No, no me da miedo que la gente pueda saber cosas de mí a través de los libros, porque todo está filtrado por la ficción. Es la mezcla de realidad y ficción lo que funciona tan bien en las historias, y si no, que se lo pregunten a Paul Auster o a Haruki Murakami. Sus libros están escritos con sus propias vivencias, convenientemente mezcladas con la literatura. Y sí, por supuesto que dejamos una parte (y muy importante) de nosotros en nuestros libros. El escritor que diga lo contrario miente.

  1. ¿Qué sensación querías provocar con tu libro? ¿Se ha cumplido?

La nostalgia de los años que se fueron, el homenaje a los amigos que crecieron con nosotros y los primeros amores. Y retratar aquella década increíblemente creativa que fue la de los ochenta. Según los comentarios que me llegan de los lectores, he cumplido con mis propias expectativas. Estoy satisfecho.

  1. Tu narración y tu prosa es impecable, muy cuidada, ¿crees que para ello hay que leer a los clásicos o sirve con un poco de todo? Me gustaría saber tu opinión.

Bueno, aunque te agradezco tus cumplidos, creo que mi prosa está lejos de ser impecable. Ese libro tiene una mezcla de estilos que van desde la narración sencilla a partes más líricas e intimistas. Es un libro con sus virtudes y sus defectos: podía haber sido mejor si hubiera tenido un estilo más uniforme. Creo que hay que leer de todo: clásicos, best-sellers, ensayo, literatura de género… La lectura es como la alimentación: cuanto más variada, mejor.

  1. Rachel, un personaje rodeado de una bruma de misterio. ¿Crees en las musas? Si tuvieras que elegir una, ¿qué cualidades tendría que tener esa mujer para que se convierta en ella?

Creo en la musas sólo en determinados momentos. Es decir, las musas vienen a visitarte cuando trabajas. Nunca lo harán si tú no les facilitas antes el trabajo. Creo en el empeño y en el trabajo del corredor de fondo. Y Rachel es el compendio de mi mujer ideal: independiente, dura, fuerte e inteligente. Todas las musas deberían ser así.

  1. Este libro tiene a unos amigos increíbles, ¿saben los susodichos que te has inspirado en ellos? ¿Te han leído? Si así ha sido, ¿qué han dicho? (carita de sonrisa malvada).

Sí, las personas en las que está inspirada la S.S.B saben perfectamente quienes son. Les pedí permiso para saber si querían aparecer en el libro. Todos están encantados con sus roles. La novela les ha abierto una nueva interpretación a su propia adolescencia y les ha despertado recuerdos dormidos. Estoy muy orgulloso de ellos.

  1. Voy a hacerte una pregunta que me surgió al leerte, en este caso Rachel le anima a Toni a leer y a escribir, ¿crees que para ser escritor hay que tener una formación académica superior o crees que por el contrario has de tener ciertas cualidades como la creatividad y cierta sensibilidad hacia las letras?

Creo que todo ayuda, pero no considero imprescindible una formación académica superior. Es más importante el talento innato y el trabajo duro. Y eso incluye escribir mucho y leer mucho. Hay novelas escritas por personas altamente cualificadas que no tienen “alma” y eso ocurre así porque esas personas no tienen el talento necesario para escribirlas. De la misma manera que un piloto de carreras no necesita saber cómo funciona el motor del coche y es capaz de ser campeón, los mecánicos que preparan ese coche no tienen por qué saber conducir ni siquiera. La creatividad es muy importante. A cada persona creativa le surge ese arte por algún sitio: pintura, música, escultura, poesía, literatura, etc… Las personas creativas no sirven para realizar trabajos rutinarios. Necesitan inventar su propio mundo.

  1. ¿Uno se descubre a sí mismo que quiere ser escritor o necesita ser descubierto (vale por un familiar)? ¿Qué piensas de eso?

Creo que uno sabe que es escritor desde el principio. No necesita que nadie se lo diga. En el fondo de su corazón, lo sabe. Hay algo dentro del escritor que se lo dice cada día, como un Pepito Grillo particular.

  1. Y finalmente, para alguien que no haya leído tu libro y no sepa sobre lo que escribes, me gustaría que tengas este espacio para animarlo a descubrirte, puedes hablarnos de tus proyectos futuros o todo lo que creas relevante que deban saber.

Mis proyectos inmediatos son varios. Por una parte, terminar “Durmiendo en el fuego”, el fin de la trilogía que comencé con “Años malgastados” y continué con “El mal que los hombres hacen”. Quiero editar una antología de relatos de desamor y terror, titulada “El bosque susurra mi nombre”, pero aún no sé cuándo. Y por último quiero escribir una presecuela y una secuela a mi novela “El Portador de Luz”. Sus títulos serán (posiblemente) “Sydonnay” y “Las ruinas del Edén”.

Quiero aprovechar para agradecerte, como siempre, esta entrevista. Ha sido un placer enorme y me ha encantado. ¡Gracias, Bego! ¡Y mucha suerte con tus propios libros!

¡Gracias a ti!, ha sido un placer como siempre. Esperaremos las siguientes entregas con ansia. Te deseo muchos éxitos.

 

Anuncios

9 comentarios en “Entrevista a Benjamín Ruíz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s